24.2 C
Mérida
jueves, junio 13, 2024

Mujer encuentra un felino salvaje africano en su cama

Más Leidas

Una mujer de Atlanta se despertó con una sorpresa cuando un gato, que no era el suyo, saltó a su cama el miércoles por la mañana. Se sorprendió aún más al descubrir que el gato era un serval, un felino exótico nativo de África.

Kristine Frank, quien vive en el vecindario de Brookhaven, le dijo a CNN que el felino entró a la casa poco después de que su esposo sacara a su perro, dejando una puerta abierta.

El gato estaba a solo 15 centímetros de su cara, dijo Frank. Ella lo asustó para que bajara de la cama.

«Dije: ‘Ese no es un gato doméstico normal. No sé qué es, pero estoy aterrorizada en este momento'», dijo.

Frank dijo que ella salió lentamente de la habitación y su esposo abrió una puerta que daba al exterior, permitiendo que el gato saliera de la casa.

«Después pensé: ‘¿Era un lince? ¿Era un leopardo? ¿Era un bebé? ¿Era una mamá?'», dijo Frank.

Llamó al servicio de control de animales, que le dijo que se pusiera en contacto con el Departamento de Recursos Naturales, que ahora está investigando.

«Todavía me aterroriza un poco porque ese gato es ilegal y hay una razón por la que es ilegal. Así que realmente no sé lo que es capaz de hacer».

El felino todavía anda suelto. Frank piensa que el serval, que calcula que mide unos 76 centímetros de altura, es la mascota de alguien.

Tener un gato salvaje es ilegal en Georgia, pero no existen leyes federales en su contra, según la organización Animal Legal Defense Fund (ALDF).

La gerente senior de asuntos legislativos de ALDF, Alicia Prygoski, le dijo a CNN que este caso demuestra la importancia de prohibir la propiedad de un gato salvaje, porque pone en riesgo a otros miembros de la comunidad.

- Advertisement -

Otras Noticias

- Advertisement -

Minuto a Minuto