25.8 C
Mérida
sábado, junio 22, 2024

¿Lagrimeo contante?

Más Leidas

El ojo lloroso, también llamado epifora, es un trastorno ocular caracterizado por un lagrimeo excesivo y constante, bien por una producción excesiva de lágrimas, bien por una obstrucción en el sistema de drenaje de las mismas, lo que hace que rebosen y caigan por fuera del párpado.
La causa más habitual del ojo lloroso es la irritación de la superficie ocular por un traumatismo debido a golpes, roces, deslumbramiento… o por la acción de un agente irritante, ya que, al fin y al cabo, las lágrimas están concebidas para lubricar la superficie ocular, aliviar la irritación y ayudar a expulsar objetos extraños que hayan podido entrar en el ojo (polvo, partículas de maquillaje, salpicaduras, pestañas que se desprenden…). No obstante, cuando el lagrimeo es continuo y muy abundante, puede deberse a distintas patologías oculares.
Si presentas lagrimeo constante acude a una cita de valoración.

Dra. Rubí Alejandra Carranza Dzib.
Oftalmóloga |CP 8521555 | Esp: 11102651
Oftalmología. Sub especialidad: oculoplástica. (Párpados, órbita y vía lagrimal)
Calle granizo número 16 Fracciorama 2000; entre Av. Lázaro Cárdenas y calle nieves. CP 24099
Cita por WhatsApp 9811773584
Llamada en caso de urgencia

Artículo anterior
Artículo siguiente
- Advertisement -

Otras Noticias

- Advertisement -

Minuto a Minuto