30.3 C
Mérida
jueves, mayo 23, 2024

¿Qué es el síndrome geriátrico?

Más Leidas

Un síndrome geriátrico es un cuadro habitualmente originado por un conjunto de enfermedades de alta prevalencia en los ancianos, y que generan incapacidades funcionales y/o sociales en las personas mayores. A fin de profundizar más sobre este tema, entrevistamos al Dr. Leopoldo Aníbal Navarro Toledo, especialista en Medicina Integrada del Adulto, quien nos compartió su conocimiento y experiencia acerca de este síndrome.

Los síndromes geriátricos representan los efectos de varias patologías, pero, a la vez, son el punto de partida para detectar el inicio de otros problemas de salud que se deben prevenir. -señaló el especialista en entrevista desde su consultorio en la ciudad de Mérida, Yucatán.

Este tipo de afecciones, conocidas como los gigantes de la Geriatría, comparten varias características:

  • Se producen a partir de los 65 años y se incrementan en los mayores de 80 años.
  • Provocan un deterioro significativo en la calidad de vida de las personas que los padecen. Además, pueden implicar una mayor dependencia y atención por parte de la asistencia sanitaria y del entorno.
  • En muchos casos, el desarrollo del síndrome geriátrico puede prevenirse y, si se diagnostica de forma precoz, su tratamiento resulta más efectivo.

¿Cuáles son los síndromes geriátricos?

  1. Inmovilidad

El síndrome de la inmovilidad es la incapacidad para desplazarse como consecuencia de problemas físicos, funcionales o psicosociales.

Cerca del 20% de las personas mayores de 65 años se ven afectados por dificultades relacionadas con la movilidad. Un porcentaje que asciende al 50% a partir de los 75 años.

Para evaluar las limitaciones en el movimiento, se evalúa tanto la movilidad como la marcha y el equilibrio -puntualizó el especialista Dr. Leopoldo Aníbal Navarro Toledo, miembro fundador de la Sociedad de Medicina Integrada de Yucatán.

Factores de riesgo

El Dr. Leopoldo Aníbal Navarro Toledo destacó que las causas de la inmovilidad en la tercera edad pueden ser diversas:

  • Enfermedades osteoarticulares: artritis, fracturas, etc.
  • Patologías cardiovasculares: ictus, cardiopatías, diabetes, etc.
  • Trastornos neurodegenerativos: demencia, enfermedad de Parkison, etc.
  • Causas psicológicas: depresión, síndrome poscaída, etc.
  • Complicaciones físicas.
  • Hospitalización.
  • Efectos secundarios de fármacos sedantes, antidepresivos, opiáceos, etc.

Prevención y tratamiento

El tratamiento idóneo en este caso es reforzar la prevención. Igualmente, como métodos preventivos es clave realizar ejercicio físico adaptado a las necesidades del anciano y controlar los cambios de posición, así como los efectos adversos de la medicación que esté tomando.

2. Inestabilidad y caídas

El Dr. Leopoldo Aníbal Navarro Toledo señaló también que la caída es una de las principales causas de muerte en los mayores de 65 años.

Las caídas e inestabilidad en la tercera edad pueden provocar lesiones en partes blandas y fracturas, problemas para ponerse de pie, limitaciones funcionales y síndrome poscaída.

Factores de riesgo

En la población anciana, las caídas suelen producirse por debilidad muscular, alteraciones de la marcha y el equilibrio, deterioro en las labores rutinarias y/o en las habilidades mentales.

Prevención y tratamiento

El experto en Medicina Integrada, Dr. Leopoldo Aníbal Navarro Toledo, advirtió que se aplicará el tratamiento más efectivo para remediar las consecuencias derivadas de la caída.

No obstante, lo más importante es evitar las caídas, fomentar la movilidad y la autonomía. Estar alerta, utilizar gafas si se requiere, usar un buen calzado o identificar qué medicamentos pueden provocar las caídas, son algunas de las recomendaciones preventivas.

3. Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de la orina que implica un problema social e higiénico en quienes lo padecen.

Las consecuencias de este síndrome geriátrico son varias: infecciones urinarias, úlceras cutáneas, problemas de autoestima, aislamiento social, depresión, dependencia y caídas, entre otros.

Factores de riesgo

Dr. Leopoldo Aníbal Navarro Toledo comentó también que entre las causas que pueden generar incontinencia urinaria en la vejez destaca el consumo de medicamentos diuréticos, anticolinérgicos, antidepresivos, antipsicóticos, analgésicos narcóticos, etc.

Prevención y tratamiento

Para evitar problemas de incontinencia urinaria en la tercera edad es clave la prevención en etapas anteriores. Realizar actividad física, evitar el estreñimiento y trabajar el suelo pélvico, son claves.

En cuanto al tratamiento se suele indicar la ejercitación del suelo pélvico, la terapia con fármacos o la intervención quirúrgica.

4. Deterioro cognitivo

Asimismo, el Dr. Leopoldo Aníbal Navarro Toledo mencionó que El deterioro cognitivo es uno de los síndromes geriátricos más comunes y de mayor gravedad.  Es la enfermedad que implica una reducción temporal o crónica de las funciones mentales superiores.

Las consecuencias de un deterioro cognitivo pueden ser varias: ansiedad, depresión, desnutrición, dependencia, incontinencia, aislamiento social, inmovilidad, caídas, insomnio, etc.

Factores de riesgo

La etiología del síndrome de deterioro cognitivo es muy compleja. Entre los factores de riesgo que se describen destacan las infecciones agudas, las enfermedades cardiovasculares, la inmovilidad, el consumo de determinados fármacos, las alteraciones neuropsiquiátricas, entre otras afecciones.

Prevención y tratamiento

La terapia ocupacional y los psicofármacos son los principales tratamientos que se aplican. Asimismo, en las fases más tempranas y como forma preventiva, es efectivo realizar talleres y ejercicios de estimulación cognitiva para activar la memoria.

5. Fragilidad

La fragilidad es el quinto de los síndromes geriátricos. En general, se suele definir como la antesala de la discapacidad. Se trata de una disminución de la reserva fisiológica, lo que también se conoce como un estado de homeoestanosis. Esta situación supone una mayor vulnerabilidad, una pérdida de resistencia y un mayor riesgo de incapacidad.

Aproximadamente el 10% de la población de 65 años es frágil. Mientras que la cifra asciende al 75% en los mayores de 85 años.

Factores de riesgo

Se señalan dos tipos de causas principales de la fragilidad: la pérdida de masa muscular (sarcopenia) y la pérdida de masa ósea (ostepenia).

Prevención y tratamiento

Para valorar la fragilidad se lleva a cabo una valoración geriátrica integral del paciente, así como un plan de cuidados individual. Como formas de prevención se indica la práctica de ejercicio físico y, en concreto, el entrenamiento multicomponente, que trabaja la fuerza, la resistencia, el equilibrio y la flexibilidad.

El Dr. Leopoldo Aníbal Navarro Toledo es especialista en Medicina Integrada. Su consultorio está ubicado en Grupo Médico Vital Médica, en Calle 88 #712 entre 117 Diag. y 74. Fracc. Sian Kaan. Cd. Caucel, Mérida, Yucatán.

Facebook: https://www.facebook.com/VitalMedicaGrupoMedico/

- Advertisement -

Otras Noticias

- Advertisement -

Minuto a Minuto